Reclamación de daños

El siniestro

Una vez ha ocurrido el siniestro, el afectado debe realizar la reclamación de daños sufridos a la compañía de seguros.
Si los daños sufridos tienen importancia, es conveniente realizar una valoración pericial de los mismos para confrontarla con la del perito de la compañía aseguradora.
El perito de la compañía aseguradora, trabaja para la compañía aseguradora y su trabajo es que su compañía pague lo mínimo.
Nosotros solo trabajamos para asegurados, no para compañías.
Tras el siniestro, se tienen que hacer una valoración de los daños y al asegurado le interesa tener un perito propio, e imparcial, que defienda tus intereses y cuyo coste suele estar asegurado.

Peritaje de siniestros

Es la actividad con la que los hermanos Galtier empezaron en 1895 en Francia. El principal motivo para una valoración entonces, era reclamación de daños a la compañía.

Es una negociación en la que cada uno aporta sus conocimientos para definir pérdida de capitales, pérdida de beneficios por cese temporal, costes de limpieza y desescombro, indemnizaciones a afectados propios o tercero, y otras materias que son propias de la valoración.

A quien llamamos

Es la primera pregunta a hacerse tras el siniestro y la respuesta es; a la compañía de seguros.
Nosotros te aconsejamos que después nos llames o llames a un perito de asegurados. Si has hecho una valoración para el seguro, lo mejor es que la empresa que te lo hizo gestione el trabajo. Vivirás más seguro.

¿Problemas con la reclamación de daños? Te ayudamos

Al hacer clic en "Enviar" entendemos que estáis de acuerdo con nuestra política de privacidad