¿Qué es la WACC?

Para los eruditos hay muchas publicaciones universitarias y centros de estudios, aquí queremos que nuestros amigos y clientes entiendan lo más básico de este tema desde el punto de vista de un equipo que todos los días maneja este y otros términos que pretende abarcar nuestro blog.
No buscamos la erudición sino dar respuesta a las personas que conviven con estos conceptos, que son sencillos pero difíciles de explicar en según que situaciones.
La traducción de WACC al castellano es “Coste Ponderado del capital”. Y aquí la conocemos como Tasa de descuento.
Es el coste del capital necesario para la marcha de un negocio o de un proyecto. Es solo cuanto nos cuesta el dinero que necesita nuestra empresa.
Y lo de “ponderado” viene porque se distingue entre capitales propios y ajenos y luego se pondera. En función de la proporción entre ambos se obtiene la tasa final.
Si el tipo de interés nos dice lo que cobraremos por dejar el dinero en un periodo de tiempo, la tasa de descuento nos permite saber que vale hoy un cobro en el futuro.
€2 = €1 x (1 +% interés) llevamos euros al futuro
€2 / (1 + % descuento) = €1 traemos euros del futuro
€2 = 100 x (1 +10%) = 110 este porcentaje es el interés o remuneración al capital
110/ (1 +10%) =100 =€1 este porcentaje es la tasa de descuento o coste del capital

Formula: ¿Cómo se calcula la WACC?

WACC = Wcp * (Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

B = Tipo de interés de bonos privados.
t = Tasa de impuestos.
Rf = Tasa de retorno sin riesgo (Emisiones del Gobierno).
PRm = Prima de retorno esperada del mercado.
Pre = Prima de riesgo específica o riesgo no sistemático.
Wcp = Ponderación para Capitales Propios.
Wca = Ponderación para Capitales Ajenos.

Es mucho más sencillo de lo que parece si tomamos la formula paso a paso:

WACC = Wcp *(Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

Así vemos que la WACC es una ponderación entre capitales propios y ajenos, que se entiende como la proporción de CP capitales propios y CA capitales ajenos que tiene la empresa o sector (esto lo matizaremos en el futuro).
La suma de Wcp y Wca es, pues, necesariamente, 1 como coeficiente, o el 100% si hablamos en porcentaje.
Ponderamos así los posibles costes de capital en función de cómo se compone nuestra financiación. Capitales propios y capitales ajenos.
La polémica está en si esta ponderación tiene que ser la de la empresa o la del sector y luego veremos el “porque” y el “porque no” de cada uno de los dos criterios.
Pero a nivel de cálculo es simple

Los capitales ajenos en la WACC

WACC = Wcp * (Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

Aquí el coste de los capitales ajenos, el más sencillo de los dos, es simplemente el tipo de interés de un préstamo sin riesgo en el ámbito privado.

Los capitales ajenos siempre cobraran antes que los accionistas por lo que su riesgo es menor. Un buen ejemplo es pues el tipo de interés de los bonos privados con un mínimo de calidad de una gran empresa multicentro y muy diversificada y poco expuesta a los riesgos de la economía.

Es recomendable usar los bonos privados del país de la explotación que estudiamos, pero también es un tema a tratar separado, sobre todo en multinacionales multicentro.

Multiplicando por 1- tipo impositivo (1-t) tenemos el tipo neto sin riesgo, el coste de los capitales ajenos después de impuestos.

Los capitales propios en la WACC

WACC = Wcp * (Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

Este es el más complicado y el núcleo del WACC, veremos si lo sabremos explicar.
Rf es el retorno sin riesgo. B (B = Tipo de interés de bonos privados) que usábamos para los capitales ajenos es el mínimo riesgo dentro del mundo de la empresa, el riesgo dentro del mundo de la producción y la economía.
A diferencia de B, Rf el retorno sin riesgo, es el riesgo mínimo, el riesgo de quien tiene aversión al riesgo, el de los bonos de un estado, fuera de las oscilaciones del mercado de la economía productiva y de la empresa, el que está avalado por la solvencia de un estado completo.

El riesgo sistémico, sistemático o del sistema

WACC = Wcp * (Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

La fórmula Rf + (PRm x Beta) es conocida como “Capital Asset Pricing model” (CAPM), es un modelo para poner precio a los activos financieros, desarrollado por William Sharpe, Nobel en 1990 y que se conoce como modelo de valoración de activos financieros o ratio de Sharpe.
A su vez la “teoría de diversificación de cartera” nos dice que el riesgo agregado de una acción, está compuesto por dos componentes principales:


• Riesgo sistemático o del Mercado o Rf + (PRm x Beta)
• Riesgo no sistemático o riesgo específico de la Compañía Pre


Así el riesgo sistemático, sistémico o del mercado lo define esa la formula.
El riesgo sistemático es el riesgo no diversificable, es el riesgo del mercado y no se puede evitar.
Diversificar una cartera es una técnica de inversión que consiste en componer la cartera con distintos tipos de activos con el objetivo principal de reducir los riesgos naturales de la inversión. Antes se conocía por no poner todos los huevos en el mismo cesto porque lo natural es que alguno se caiga.
Desglosemos la formula
Ya hemos mencionado que Rf es la tasa de retorno sin riesgo.
PRm es la prima de riesgo del mercado. Es la remuneración adicional que pide el mercado por admitir cierto nivel de riesgo. Al decir el mercado queremos decir la media de todos los inversores. Es asimilable a la diferencia entre Rf y la rentabilidad de la bolsa. Es el precio de reducir la certeza de la recuperación y obtención de beneficios.

La Beta en la WACC β

WACC = Wcp * (Rf + (PRm x Beta) + Pre) + Wca * ((B) x (1- t))

Es la medida de riesgo del sector o una acción en particular.
Beta es una medida de la correlación entre un título o un sector en particular y el mercado de títulos en general.
Por ejemplo, un título con un Beta de 1 tiene un nivel de riesgo igual al mercado, un Beta de 0,5 significa un nivel de riesgo menor que el mercado y un Beta de 1,5 significa un nivel de riesgo superior al de mercado.
Viene a expresar la diferencia entre el riesgo del sector y el de todo el mercado.
Los ajustes de Beta cuantifican, así, el riesgo sistemático, el del sector.

El riesgo no sistémico el propio de la explotación que valoramos

Riesgo no sistemático o riesgo específico de la Compañía.
En teoría, el nivel del componente no sistemático tendría que disminuir cuando la empresa crece y diversifica sus operaciones, mercados y productos. Una empresa pequeña no diversificada tendrá un riesgo no sistemático alto. En cambio, una empresa grande y diversificada tendrá un riesgo no sistemático bajo.
Así los factores de riesgo propios dependerían:

• Tamaño
• Diversificación de productos y mercados
• Concentración de clientes y proveedores

¿Alguna duda? plantéanosla, la estudiamos juntos